Line of Life

Mantas Navickas 
Exhibición  Visitante de arte en Obra - del 10 al 22 de Junio de 2017



“The line is the process of our differents lifes. It's source of our soul. Let the human line speaks for itself.” (”La línea es el proceso de nuestras diferentes vidas. Es fuente de nuestra alma. Que la línea humana habla por sí misma.”)
 M.N. 

Mantas Navickas (Siauliai, Lituania 1988) está hace unos días de paso por ciudad de Pasto. En su país, para vivir, trabaja como peluquero y, para vivir realmente o realmente vivir: hace fotografías, música y performances, Es decir, intervalos de fiesta y amigos para la fiesta que nunca acaba. Es un hombre que viaja, observa, vive y sale al encuentro de lo que lo rodea. Presta atención al paisaje, a las personas y al encanto de la magia y la sanación. Se detiene ante las cosas bellas que asustan y dejamos pasar por alto, es como si pre-visualizara al mundo como un niño sin miedo en la noche de brujas. Porque se pueden decir que es una paranoilla mía en particular, pero me es inseparable pensar que el pequeño terror da brincos como si se tratara de una señal de partida en sus trabajos. Apuntando hacia venideros oscuros que talvez no son tan fáciles de detectar a primera vista; arquitecturas agigantada, algunas en demolición o afectadas por el tiempo , grafitis, maniquíes, mascaras, esculturas, muñecos desbaratados, animales muertos que se ven bonitos, deportes extremos y personas descompiladas sonriendo para la ocasión Lo interesante es que para esta muestra y pese a ello, sus reflexiones giran entorno al concepto de línea mas que otra cosa, o mejor dicho, al tratado expansivo de los puntos: al viaje de las microleyes como tratamiento de compenetración. Porque al fin de cuentas, un corte de cabellos no deja de ser una afectación de líneas donde se acotan y se direcciona las extensiones frágiles de la cabeza. En The line of life, Hay cuatro piezas como tal: en una, ha demarcado una línea recta en instalación alrededor del espacio a recorrer con pequeñas fotografías impresas y montada sobre los muros que fueron capturadas por Mantas empleando dispositivos celulares, en esta pieza encontramos imágenes de Lituania, Marruecos, Ecuador y la ciudad de Pasto pero sin un orden secuencial o agendado, sino mas bien puestas a rodar como si se tratara de una cinta cinematográfica que ha sido descontinuada y recompuesta. Luego, tenemos una serie de retratos fotográficos que ha intervenido gráficamente con bisturí y objetos cortopunzantes, una secuencia de videos en los que aparecen texturas y planos de líneas arquitectónicas inscritas en el paisaje y la construcción y, por ultimo, una performance en la que corta el cabello a una persona inspirado en las sesiones ritualistas de magia y sanación inscritas en algunos lugares del continente suramericano. Mantas estará en pasto unos cuantos días mas y continuará su expedición. A sido una suerte de aprendizaje y cooperación tenerlo de visita por el Pretexto 

Adrián Montenegro 
Magíster en Prodiciones Artísticas e Investigación
Universidad de Barcelona