< Carmen >

Exhibición Documenta de Arte en Obra - del 27 de Abril al 12 de Mayo


Quizás, no es necesario ser artista para sacarle colores a la vida, ni partirse a estudiar derecho o economía para que nos salga mas rentable y de combate. En esta primera Exhibición Documenta de Arte en Obra, el PRETEXTO Unidad de Arte y Creación, Se complace en rendir un sentido llamado de observación y culto a la señora Carmen Andrade. (1942 Pasto - Colombia) Doña Carmen, al igual que muchas mujeres suramericanas procedentes de abuelos de la clase proletaria de los pueblitos Nariñenses de comienzos del siglo XX que se instalaron en la Villa Viciosa Concepción de la ciudad de San Juan de Pasto con la ambición de “una vida mejor” como se acostumbraba, (en aquel entonces, probablemente por estas tierras a la mujer no se le atribuía “mayoría de edad”, porque tampoco tenía derecho al voto popular y muy pocas a la educación superior) . Aquellas mujeres, solían ser madres año tras año sin descanso. Carmen dio a luz a ocho seres humanos entre los 19 y 29 años de edad. Su primera hija, muere a la edad de 20 años por causa de un paro cardiaco en cirugía y el primero de sus hijos varones murió un poco después de nacer. Los 6 restantes están vivos. Una mujer con un espíritu indomable, con manos llenas de destreza y habilidad cualidades con las cuales termina educando y sacando adelante a sus hijas e hijos. Nos centramos, como motivo de esta exposición en algunos detalles de la basta obra y labor de Doña Carmen, con el objetivo de confrontar que aunque las cosas no nos salga como queramos, podemos hacer de ellas un aprendizaje para los demás y nuestra propia experiencia social y cultural. Carmen es una persona de alma caritativa. Sale diariamente a caminar por la ciudad de Pasto. Saluda a 4 de cada 10 personas aproximadamente que conoce. Es una mujer orgullosamente católica, o mejor dicho, devota a morir del divino niño Jesús. De hecho, uno de sus mayores orgullos es que su cabello de niña fue el cabello de la Mechita, la virgen de las Mercedes, la patrona de Pasto. También le gusta jugar a lotería de Nariño y al chancito millonario, cuando pasa mucho tiempo acompañada se pone de mal humor. Egresó del colegio Goretti de la ciudad de Pasto, aprendió a coser y a bordar desde su juventud y a dedicado gran parte de su vida a la costura y a remendar de una manera minuciosa e independiente. Ha hecho millares de cosas con telas, lanas e hilos, y no ha dejado de sentir un enorme gusto y placer por la comida. En especial por los dulces, prepara deliciosos manjares y frutas de la región hechas en almíbar como el chilacuán o la breva. Los más grandes tesoros de su vida son sus nietos. Ha sido arrendataria de mas de 7 casas enormes y antiguas de la ciudad de Pasto , todas por el centro , cerca al parque infantil, el barrio las cuadras y bombona, porque otra de sus labores a sido subarrendar habitaciones y cocinar para a estudiantes universitarios. Pero, ¿por qué en el centro? Talvez por la cercanía que tiene para ella el saber que su padre, Julio Andrade, el hombre al que mas venera después del padre Guillermo de Castellana, pasó su juventud por estos lares viendo en pantalla grande a Cantin as y a Chaplin en el teatro Imperial. Actualmente, Carmen ha vuelto a ocupar el lugar donde vivió de niña y que dejaron sus padres, una casa antigua al lado izquierdo del “pollo sorpresa” sobre la carrera 15, Doña Carmen saborea con un maravilloso destiempo por eso come despacio y solo nos resta decir que su animal favorito es el león.